3 recetas fáciles para cocinar con niños

Cocinar con niños educaa los niños y las familias para que aprendan a escoger alimentos saludables a través del aprendizaje práctico con alimentos frescos y asequibles.

Una de las mejores lecciones que puedes enseñarles a tus hijos es cómo preparar sus propias comidas. Haz que comiencen a trabajar en la cocina cuando sean pequeños haciéndoles medir ingredientes, mezclar cosas con las manos, enrollar y elegir sus propios ingredientes para sus pizzas caseras, por ejemplo.

La mayoría de estas recetas tardan menos de una hora en prepararse y son formas divertidas de inspirar el amor por la cocina.

Mini Pizzas

mini Pizzas en recetas fáciles para cocinar con niños

Permitir que tus hijos creen sus propias pizzas con sus ingredientes favoritos es una manera fácil de involucrarlos en la cocina. Es posible que estas pizzas mini no sean técnicamente tan buenas como las de las mejores pizzerías, pero cuando sus seres queridos participan en la preparación, tienen un sabor fantástico. Para hacer las minipizzas necesitamos:

  • 400 gramos de harina de trigo
  • 2 cucharadas de aceite, preferentemente de oliva
  • un vaso de agua tibia
  • 15 gramos de levadura fresca (una cucharada bien llena aproximadamente)
  • 1 pizca de sal

Mezclamos los ingredientes en un bol y, cuando estén más o menos lista la pasamos a la encimera, que previamente estará cubierta por una fina capa de harina para evitar que se pegue. Acabamos de amasar en la encimera y dejamos reposar la masa como una hora.

Mientras tanto podemos ir preparando con los niños ños ingredientes que vamos a utilizar. Dependiendo de su edad podrán usar cuchillo o ir abriendo las latas.

Una vez que esté reposada la masa, llega la parte divertida. A los niños les encanta dar forma a la masa e ir colocando los ingredientes a su gusto sobre las mini pizzas. Luego al horno, a unos 180 grados hasta que se haga la masa.

 

Bizcocho básico

Bizcocho en recetas fáciles para cocinar con niños

Otra forma de involucrar a los niños en la cocina es realizar repostería. Los bizcochos básicos se hacen de forma fácil y en un momento, tus hijos pueden ayudarte a medir y mezclar los ingredientes. Para hacer un bizcocho simple de los de toda la vida se necesita:

  • 5 Huevos
  • 250 gr de Harina
  • Medio sobre de Levadura
  • 250 gr de Azúcar
  • 50 ml de Leche (como 1/4 de vaso aproximadamente)
  • 50 ml de Aceite de oliva (como 1/4 de vaso aproximadamente)
  • Esencia de vainilla o azúcar vainillado
  • Ralladura de un limón
  • Una pizca de sal

Aunque hay muchas formas de hacerlo, la más sencilla es mezclar bien todos los ingredientes en un recipiente adecuado. Una vez engrasado el molde, vertemos la mezcla dentro de este y lo introducimos en el horno.

Tarda aproximadamente 45 minutos a 170 grados. Antes de desmoldar es bueno dejarlo templar un poco, unos 10 o 15 minutos.

Rosquillas tradicionales

Rosquillas en recetas fáciles para cocinar con niños

Otra forma de involucrar a los niños en la cocina es realizar repostería. Los bizcochos básicos se hacen de forma fácil y en un momento, tus hijos pueden ayudarte a medir y mezclar los ingredientes. Para hacer un bizcocho simple de los de toda la vida se necesita:

  • 3 huevos
  • 500 gr de harina
  • 6 cucharadas azúcar
  • 6 cucharadas de aceite (preferiblemente de oliva)
  • Ralladura de un limón
  • Una cucharadita de anís
  • Azúcar para espolvorear

Mezclar la masa no tiene ningún misterio. Cuando esté lista, ponemos a calentar el aceite y decimos a los niños que vayan dando forma a las rosquillas mientras nosotros las freímos.

Ojo con calentar demasiado el aceite, se nos pueden quemar por fuera y quedar crudas por dentro. Cuando las saques colócalas sobre un papel absorbente, de esta forma eliminarás el exceso de aceite.

galletas simples

g

Sandwiches y bocadillos fríos

g

Aperitivos

g

Como puedes ver es fácil inculcar a los niños el hábito de cocinar si comenzamos por dejarles las tareas que a ellos más les divierten: dar forma, amasar, etc.