Mejores cosas que puedes coleccionar

Si estás pensado en formar una colección que sepas que es fácil empezar, lo más complicado es decidir qué puedes coleccionar. Descubre varias ideas con nosotros de cosas que puedes coleccionar.

Motivaciones para hacer una colección

Aproximadamente un tercio de las personas en el mundo occidental coleccionan algo. Sus razones varían enormemente. Para algunos, como el aficionado al fútbol que colecciona objetos de interés de su club, es una forma de expresar lealtad; para otros, como el coleccionista de sellos orgulloso de hallazgos raros, puede haber una cierta obsesión.

Una explicación psicoanalítica para coleccionar es que los niños no amados aprenden a buscar consuelo al acumular pertenencias. Otras explicaciones se centran en las ansiedades existenciales: la colección, una extensión de nuestra identidad, sigue viva, aunque nosotros no.

Dejando de lado psicología, coleccionar es divertido, ocupamos el tiempo en algo de provecho que nos entretiene y que nos da satisfacciones. ¿Qué más necesitamos saber aparte de esto último? Nada.

Antes de comenzar una colección

Comenzar una colección puede parecer una tarea ardua al principio, pero hay que tener en cuenta que tu colección solo debe tener valor para ti. No te preocupes por si a los otros les gusta.

Antes de comenzar es importante pensar en qué espacio poseemos para albergar la colección. ¿En un futuro vamos a poder ampliar este espacio? Por ejemplo, comprando una vitrina.

¿Creemos que nuestra colección solo necesitará un par de cajas? Siento decirte que probablemente tengas que ampliar el espacio de tu colección en el futuro, pero, de momento, disfruta.

Las colecciones de pequeños objetos caben casi en cualquier sitio, aunque tras el paso de los años puede que lleguen a ocupar bastante más de lo que pensabas al principio.

Si vas a coleccionar objetos medianos, como vasijas, muñecas y otros, tienes que tener en cuenta que en breve podrías necesitar un lugar más grande en dónde guardar tu colección.

Las colecciones de tipo digital, por ejemplo una colección de fotos, ocupan menos espacio, pero también pueden resultar menos satisfactorias.

Algunas ideas para comenzar una colección

  1. Sellos y monedas
  2. Velas
  3. Cerámica
  4. Juguetes: como muñecas y juguetes vintage
  5. Cartas coleccionables
  6. Postales
  7. Marcapáginas
  8. Piedras de la playa
  9. Conchas
  10. Marcapáginas
  11. Dedales de las ciudades que visitas
  12. Plantas
  13. Coches u motocicletas en miniatura
  14. Muñecas de porcelana
  15. Gafas de sol
  16. Arena de diferentes playas
  17. Mapas
  18. Pegatinas de cierto tipo
    • pegatinas de viaje
    • pegatinas de marcas
  19. Cromos deportivos
  20. Tickets de eventos, conciertos y partidos de fútbol
  21. Azucarillos
  22. Menús de restaurantes
  23. Etiquetas de botellas de vino, de Whiskey, etc.
  24. Libros de cocina
  25. Saleros y pimenteros
  26. Cosas variadas de un solo color
  27. Bolígrafos que escriben en un color concreto como morado o verde.
  28. Cucharillas antiguas
  29. Llaves antiguas o no tanto
  30. Autógrafos de famosos
  31. Insectos y mariposas

Colecciones digitales

Una forma sencilla de coleccionar es comenzar una colección digital. Si bien es cierto que a priori parece algo más aburrido que una colección normal, tiene sus ventajas.

Para empezar, una colección digital tiene la ventaja de que no ocupa espacio. Incluso puedes comenzar varias. Hay apps que te permiten crear tu propia colección de fotos con muy poco esfuerzo, como por ejemplo: Flickr, Pinterest o We Collect.

Ideas para colecciones digitales

  1. Imágenes o fotos de alguna serie de telvisión
  2. Fanfiction de series, anime o películas
  3. Fotos de un tema concreto
    1. Fotos que tú saques de mobiliario urbano
    2. Fotos de sistios a los que quieres ir
    3. Fotos de Graffitis o arte urbano diverso
  4. Arte digital que hagas tú mismo, como vectores o imágenes retocadas con photoshop
  5. Colección de artículos raros o de humor que encuentres por internet

Colecciones y más colecciones

La verdad es que cualquier cosa, por inversosímil que parezca puede coleccionarse. Hasta hay quien colecciona coches de tamaño normal … Estos ricos compran muchas cosas.

En cualquier caso, si estás pensando en realizar una colección y no sabes muy bien por donde empezar, no te preocupes. Empezar es fácil en la mayor parte de los casos, solo busca un espacio en la estantería o una caja y comienza a guardar.