Cómo envolver regalos de forma fácil y original

Cumpleaños, Navidades y otras celebraciones. Todas estas fechas tienen algo en común: los regalos. ¿Quieres ideas originales para envolver regalos? Adelante, quédate con nosotros.

Consejos básicos para envolver un regalo

En volver un regalo puede ser una tarea muy sencilla y divertida si la planteamos bien desde el principio. En primer lugar tenemos que tener a mano todo lo que vamos a usar para envolver el regalo: papel, cinta decorativa, cinta adhesiva o celo, elementos decorativos, tijeras, etc.

1) Espacio para envolver

Antes de comenzar, nos aseguraremos de que el espacio del que disponemos para envolver el regalo es suficientemente amplio. El papel que vayamos a usar para envolver tiene que caber en este espacio de forma holgada y sin doblarse.

2) Cortar y estirar el papel

Fijándonos en el tamaño del regalo, cortamos el papel que vayamos a necesitar. En este punto hay que tener cuidado, ya que es mucho mejor que nos sobre papel a que nos falte.

Colocamos el papel bocabajo y bien estirado sobre la superficie. Como el corte con las tijeras suele ser irregular, doblamos ligeramente hacia dentro esa parte. De esta forma, al envolver el regalo, los bordes quedarán disimulados bajo el doblez.

3) Poner el regalo encima del papel

Hay dos maneras de colocar el regalo sobre el papel: de forma paralela o de forma oblicua al papel. Personalmente me gusta más la segunda forma, aunque para envolver de esta manera se necesita más papel.

4) Envolver cuidadosamente

Empezaremos doblando los bordes poco a poco. Si el regalo está dentro de una caja es más fácil que si es de forma irregular.

Si tu regalo es cuadrado como un libro o una caja, estás de suerte. Vete doblando los bordes siguiendo la forma de la caja. Si tienes dificultades para conseguir que el papel se quede en su sitio, puedes ayudarte con un trocito de cinta adhesiva.

Si tu regalo tiene una forma irregular, no te preocupes por las pequeñas arrugas que puedan surgir. De todas formas, para evitar que salgan muchas, puedes ir fijando poco a poco el papel sobre el regalo con un poco de cinta adhesiva. Finaliza con un gran lazo o decoración que disimule las imperfecciones.

5) Decorar

Para decorar finalmente nuestro regalo envuelto, podemos emplear objetos de todo tipo. Cintas de raso, lazos de regalo, flores, elementos naturales, pegatinas divertidas o pegatinas de felicitación, etc.

Puedes ayudarte con un poco de pegamento o de cinta adhesiva para evitar que se muevan o se caigan.

Envolver regalos de forma original para niños

Envolver regalos de forma original para niños

Una de las mejores cosas de hacer regalos a los niños, es ver la ilusión que les hace. Además, prácticamente cualquier detalle que se añada al envoltorio va a suponer una novedad para ellos. Y es que a los niños todo les hace ilusión.

Una de las formas más sencillas de envolver un regalo para niños es escoger un papel vistoso, si además es de uno de sus personajes favoritos aun mejor. Tras envolver el regalo colocaremos un lazo. En el caso de no tener un lazo de regalo podemos utilizar cinta u otra cosa. También podemos crear un lazo con el mismo papel que hemos usado para envolver el regalo o con otro papel que haga contraste.

Envolver regalos para mayores de forma original

Dependiendo de la confianza que tengamos con la persona a la que le vamos a dar el obsequio, podemos emplear más o menos creatividad. Por ejemplo, para un colega del trabajo utilizaríamos un estilo más sobrio, mientras que para nuestra pareja o amigos más cercanos podemos darle rienda a nuestra creatividad.

Regalos decorados con elementos naturales

Una bonita forma de envolver un regalo y que además sale bastante barata, es usar el papel marrón liso que tradicionalmente se ha usado para envolver paquetes y añadirle un lazo.

El aspecto más rústico y romántico a la vez se consigue empleando cordel de tonos marrones y elementos naturales. Pequeñas piñas, ramitas, formas de madera, etc. le darán al envoltorio un carácterístico aspecto otoñal.

Libro y rosa (u otra flor)

El regalo del libro y la rosa es un clásico del día del libro, aunque podemos también aprovecharlo para otras fechas. Una manera sencilla de hacerlo es envolver el libro en un papel que nos guste, colocar una cinta de forma que se cruce y enganchar una o varias flores como regalo y/o elemento decorativo. Es un regalo ideal para tu pareja. ¿Quién se puede resistir a algo así?

Envolver regalos sin celo o cinta adhesiva

No siempre tenemos a mano cinta adhesiva. Si estamos en esta situación podemos abordarla de forma positiva tratando de usar toda nuestra creatividad.

Envolver regalos con un pañuelo o un trozo de tela

No siempre es necesario envolver el regalo con papel, también podemos utilizar pañuelos o un trozo de tela. Por razones obvias, esto funciona mejor con un regalo de pequeño tamaño que con uno grande.

Solo hay que colocar el regalo en el centro del pañuelo, con el dibujo hacia fuera y anudar primero dos de las esquinas situadas en diagonal. Una vez hecho esto, anudaremos las otras dos esquina y estará listo. Terminaremos con uno o varios elementos decorativos que tapen el nudo. Por ejemplo una cinta de raso.

Si en vez de un pañuelo hemos utilizado un trozo de tela, tendremos cuidado de que los bordes irregulares no se vean al final. Para ello, una vez atados los nudos, podemos empujar con nuestros dedos para ocultar las imperfecciones bajo la tela.

Regalos envueltos con papel de seda y cintaRegalos envueltos con papel de seda y cinta

Otra forma de envolver un regalo es utilizar papel de seda. Como este papel es muy fino y delicado, es muy posible que necesitemos varias capas para ocultar por completo en contenido del paquete. Para hacer este tipo de envoltorio no necesitaremos cinta adhesiva o celo.

Colocamos el regalo sobre las capas de papel, preferiblemente de forma oblicua. Después formamos las esquinas de la caja doblando y subiendo el papel sobre los bordes de la caja. Si el regalo es irregular, podemos simplemente estirar el papel hacia arriba dejando que se arrugue y coja forma. Finalizamos juntando el papel en la parte superior del regalo, dejando que sobre hacia arriba, y colocando un lazo con cinta de raso o cinta de regalo.

Esta forma de envolver funciona especialmente bien para regalos pequeños como joyas, aunque también se puede utilizar con muy buen resultado con regalos irregulares como peluches. Si utilizamos una cinta con motivos infantiles, resulta una manera muy sencilla de envolver los regalos para niños.

¿Por qué envolver bien un regalo?

Presentar un regalo bien envuelto siempre es un detalle para la persona que lo recibe. Es una forma de expresar dedicación y decirle a esa persona tan especial lo mucho que te importa.