Por qué no me gustan los reality shows

¿Te gustan los realities? Lo más probable es que sí, ya que a la mayoría de las personas este tipo de programas le atraen. Pero a unos pocos no nos gustan los reality shows ¿Somos una especie en vía de extinción? ¿O tal vez tenemos mejores cosas que hacer que perder el tiempo viendo a un puñado de idio.. (Tachar) personas discutiendo en la tele?

Opiniones sobre los reality shows

Pues sí, hay gente que odia los reality shows. ¿Qué les hizo odiarlos? Si nos remitimos a este grupo de Reddit vemos un montón de opiniones en contra. Las hay verdaderamente duras y sin pelos en la lengua. Algunos insultan a este tipo de programas sin ningún tapujo.

Esa mierda pudre el cerebro.

Gente tonta haciéndose rica haciendo cosas tontas.

Ver a gente terrible hacer y decir cosas basura y hacerlos ricos y famosos por eso es terrible.

Sobre algunas opiniones no nos queda claro si hablan con sarcasmo o si realmente no les gusta la realidad. Muchos se quejan de que este tipo de programas no corresponden a la realidad y de que están completamente guionizados. Otras personas no sienten ningún interés en los programas que tienen algo que ver con la vida real, prefieren programas que les hagan evadirse.

Todo el aspecto de la realidad de ellos.

La realidad en el espectáculo.

No veo el sentido de ver a otras personas vivir sus vidas. Si no quieres lidiar con la realidad, ¿por qué mirar cosas basadas en la realidad?

Realizació profesional de televisión mesa de sonido. Por qué no me gustan los reality shows
Siempre están los que no sienten ningún odio acérrimo hacia este tipo de televisión. Sucede que los reality shows les parecen simplemente aburridos.

Odio es una palabra fuerte. No me gustan porque no me entretienen en absoluto. Cuando veo entretenimiento, deseo entretenerme.

En algunos casos la intolerancia a los realities obedece simplemente a aspectos personales. Hay quien estos programas les traen malos recuerdos. esperemos que el siguiente usuario haya superado los problemas que le han hecho decir lo siguiente:

El hecho de que los veía con mi madre.

Hay quién opina que somos unos hipócritas y, probablemente tengan razón en muchos casos. Mientras que algunas personas no tienen ningún tapujo en confesar que están enganchados a Gran Hermano, otros lo ocultan como si de un oscuro secreto se tratara.

La gente se queja de ellos constantemente, mientras las calificaciones (y la audiencia televisiva) siguen aumentando.

Mentirosos por todas partes.

Las opiniones intermedias sobre los reality shows se acumulan. Hay varios tipos de realies que se orientan a cierto tipo de público, no todos los que están a favor de Master Chef, por ejemplo, se engancharían a Gran Hermano.

Sin embargo, los reality Shows de cocina nos enganchan a muchos y es que ¿A quién no le gusta comer o, en su defecto, ver una comida deliciosa? Además, quién más y quién menos está pendiente de saber los ganadores de Masterchef, Masterchef Celebrity y Masterchef Junior.

Me gustan los reality shows orientados a la familia, como los de supervivencia en la jungla y el Factor X. Pero odio los reality shows de ‘quítatelo todo y emborráchate’

Hay reality shows buenos y malos. Muchos de los de ahora son jodidamente horribles. Sin embargo, no es el medio lo que odio, son los famosos que secuestraron la industria e hicieron programas sobre sus aburridas vidas.

Reunir a un grupo de adultos jóvenes y atractivos y ver lo que sucede es un concepto interesante. Pero, ¿ver la vida cotidiana de fulano de tal? No tanto.

Pareja afroamericana frente a tablet viendo un vídeo. Por qué no me gustan los reality shows
La falta de talento y el comportamiento de los personajes que salen en estos programas también son motivo de queja para muchos de los que están en contra.

Todo el drama de la hostilidad que se acumula.

No se ha escrito nada, no hay desarrollo de personajes, no hay talento, no hay nada que me atraiga.

¿Son los reality shows norteamericanos más dramáticos que los de otros países? ¿La manipulación es más evidente en la televisión de los Estados Unidos? Algunos opinan que sí.

Los reality shows estadounidenses a menudo refuerzan el drama. Piden específicamente a los concursantes que inventen cosas para comenzar las peleas. Es antinatural y un cliché.

También resulta realmente falso estar viendo un programa de cocina y, por alguna razón, el cliente TIENE que tener una fiesta la noche más inconveniente.

Los reality shows ingleses y coreanos generalmente evitan esto y puedo verlos sin preocupaciones. Resultan más reales y mucho más divertidos.

Los realy Shows no son percibidos como reales

Una de las principales razones por las que a algunos de nosotros no nos gustan los reality shows es porque no los percibimos como reales. Obviamente ninguna productora, ni canal de televisión reconocerá que programas tipo gran hermano están guionizados, pero muchos vemos la mano de un guionista detrás de los tejemanejes de estos concursos.

 

Porque todo está escrito y muy lejos de la realidad.

La falta de realidad.

¿Pero hasta qué punto podemos decir qué es real y qué no? Como espectadores no sabemos los pormenores de los rodajes. Sin embargo yo me imagino al director/a del programa diciendo a los concursantes algo cómo: «Ya que Pablo y Luna discutieron ayer, hoy nos centraremos en eso. Los demás concursantes poneros de parte de uno de ellos y discutid entre vosotros.»

Es decir, no creo que se escriba un guión tal cual, pero sí que la dirección aproveche los temas que surgen para dramatizarlos en exceso. Recordemos que estos personajes no suelen ser actores y no podrían hacer un papel creíble si no hubiera parte de verdad.

Sin embargo, otras personas opinan directamente que todo esta preparado. No hay más que ver el hilo de Reddit y comprobar las razones por las que odian este tipo de concursos:

El hecho de que en realidad nunca son programas de «reality», solo una mierda mal escrita y sobreactuada.

El hecho de que una buena mayoría de ellos están manipulados y con guiones. En general, también son bastante vergonzosos, pero hay algunas excepciones.

Son programas irreales.

Por qué gustan los realities: adicción a estos programas

Pues sí. Aparte de mi rareza (y de las de mi grupo de amigos) a casi todo el mundo le gustan este tipo de programas. De hecho, en este momento mi madre está viendo uno. ¿Qué atractivo encuentra en contemplar a un montón de gente gritando, echándose cosas en cara y discutiendo entre ellos? Pues no lo tenía muy claro, así que investigué un poco.

Mucha de la televisión actual (por no decir toda) se centra en la búsqueda de emociones. Los realies nos ponen estos sentimientos en bandeja, no tenemos que ir fuera de casa a buscarlos. O lo que es lo mismo ¿para qué tener una vida emocionante y «peligrosa», si la televisión me la proporciona sin moverme del sofá?

Cámara de vídeo profesional. Por qué no me gustan los reality shows

Si bien es verdad que la mayoría de nosotros no nos cambiaríamos por los personajes que vemos en la tele, sus vidas nos dan parte de lo que falta a las nuestras, pero sin ponernos en un peligro real. Es decir: estamos seguros en nuestro sofá viendo como otros sufren, se ríen, discuten, etc. y esto nos satisface.

También hay cierta vagancia en sentarnos frente a la tele noche tras noche y ver la fauna televisiva que se pasea por los platós. Es verdad que necesitamos descansar de nuestras vidas cotidianas pero, a qué precio.

Los reality shows también satisfacen nuestra necesidad de cotilleo. Consideramos a este cotilleo inofensivo porque, a decir verdad, nuestra opinión no va a llegar a los afectados. Comentar con nuestros familiares y amigos lo que le ha pasado a cierto personaje, no hará daño real a esta persona.

La adicción a los realities existe. Aunque la mayoría de los que los ven tienen una vida plenamente satisfactoria y usan estos programas por su efecto evasivo, también encontramos la otra cara de la moneda: gente a la que la televisión absorbe sus vidas.

Actualmente todo (apps móviles, series de tv, programas, etc.) se hace con la intención de ser adictivo. Obviamente si alguien crea algo, procura que le proporcione el mayor rendimiento económico. Porque, no nos olvidemos, la tele y los reality shows se mueven exclusivamente por dinero.

Efectos psicológicos de ver realities

Aunque hay poca información al respecto, algunos especialistas han realizado pruebas y encuestas para ver los efectos que tienen estos programas sobre la mente. Sorprendentemente no todas las consecuencias de verlos son negativas, pero los más jóvenes deberían verlos con supervisión de adultos.

Los efectos negativos pricipales se los llevan los más jóvenes. Estos programas no son reales y promulgan una vida de lujo que está muy lejos de la verdad del día a día. Así encontramos a jóvenes, cada vez más incorformistas, que aspiran a ganar mucho dinero y trabajar poco.

En las etapas del desarrollo, en concreto en la franja que va de los 12 a los 16 años de edad, se está formando todavía la personalidad. Esta franja es muy sensible a la información que perciben ya que, todavía no procesan la información como adultos y estos programas pueden influir en su vida futura.

Los adultos, aunque no son tan manipulables como los menores, también pueden verse afectados por mucha exposición a estos. Los gritos, malos comportamientos y contestaciones de estos programas afectan a las personas de más edad.

Mi madre, sin ir más lejos, desde que se ha habituado a ver estas mierdas televisivas, me contesta aún peor que antes. Y ella es una persona adulta menos influenciable que los menores.

Sin embargo, algunos estudios demuestran ciertos aspectos positivos de ver realities. El hecho de que algunos realities se centren en los talentos de los participantes, ayudan a otros que los ven a esforzarse.

Chica tomando café frente a la tele con mando a distancia. Por qué no me gustan los reality shows

 

Se realizó un estudio dirigido por Bryan Gibson, psicólogo de la Universidad Central de Michigan, entre 1.100 niñas de 11 a 17 años. En este se veía como las que veían reality shows tenían un alto nivel de autoestima y esperaban respeto en las relaciones de pareja. Sin embargo la mayoría de las consecuencias estudiadas fueron negativas.

A pesar de todo la recomendación general no es impedir que los niños y adolescentes vean estos programas, sino que los adultos los veamos con ellos y que luego los comentemos. De esta forma se pueden evitar las consecuencias más negativas de este tipo de televisión.

No me gustan los reality shows

Me da igual que tengan efectos positivos: no me gustan los realities. Solo veo gente gritona, discutiendo asuntos que no me interesan en absoluto. Quizá es que soy menos voayer que la mayoría, o me falta empatía.

Para mí, lo mejor de estar con mi madre en el salón mientras visiona una de estas atrocidades televisivas es entrar en Twitter y ver cómo despellejan a los concursantes. Algunos comentarios son realmente ingeniosos y me hacen la experiencia más soportable.